lunes, 26 de febrero de 2007

Medea


Según la mitología griega, Medea era hija de Eetes y de la ninfa Asterodia. Eetes era el rey de la Cólquida y Medea era sacerdotisa de Hécate. Algunos creen que Hécate era la madre de Medea, de quien aprendió la magia de la brujería, junto a su tía: Circe. Por eso se considera a Medea como hechicera y bruja. Medea se casó con Jasón padre de sus hijos. También tuvo un hijo llamado Medo. Tenía un hermanastro Apsirto y una hermana.

RELATOS

LA HUIDA DE LA CÓLQUIDA

Medea estaba enamorada de Eros. Visitó a Jasón, quien salvó a sus hijos de perecer en la isla de los pájaros, para darle pociones que le harían ganar el vellocino de oro. Lo lograría unciendo dos bueyes que exhalaban llamaradas de fuego, arar y sembrar ahí--------------- los dientes del dragón otorgados por Eetes, quien hizo la propuesta.
Jasón lo logró. Surgieron de los dientes soldados que pelearon debido a una piedra arrojada por Medea, y así fueron derrotados. El resto de soldados que quedaron vivos fueron derrotados por Jasón mediante la ayuda de las pociones de Medea.
Para conseguir el vellocino de oro tuvieron que ir a un bosque, ya que Eetes se negó a cumplir con el trato. Había una serpiente de ojos hipnotizantes aunque no surtieron efecto sobre Jasón y sus argonautas gracias a la ayuda de Medea. Jasón le prometió a Medea que se casaría con ella y que le sería siempre fiel. Medea huirá con él.

Apsirto, hermano de Medea, fue en su búsqueda y Jasón le ofreció entregarle a Medea a cambio de que le dejara continuar con el vellocino. Apsirto aceptó, pero Medea ideó un plan y Jasón acabó matándolo y lanzándolo al mar troceado.
Eetes, al ver esto, entra en cólera y se entretiene recogiendo los pedazos restantes de su hijo que han caído al mar. Esto beneficia a Jasón y Medea que aprovechan para huir acompañados por los argonautas.

TALOS

Medea acude a Creta al encuentro de Circe y ésta la purifica por el asesinato de Apsirto. Llegan a una isla custodiada por Talos. Talos es un gigante de bronce que posee una única vena: le llega desde el cuello hasta el talón y está atravesada por un clavo que ayuda a que no se desangre. Medea le entrega un somnífero diciéndole que era una poción y después de que quede dormido, Medea le quita el clavo y Talos se desangra. Gracias a Tritón, siguieron su camino.

LA MUERTE DE PELÍAS

Jasón seguía buscando el vellocino de oro y Hera intentaba que Medea se casara con Pelías para que lo matase ya que Hera lo odiaba. A pesar de que Pelías llegó con el vellocino, Pelías se negó a entregarle el trono. Medea conspiró para que las propias hijas de Pelías lo matasen, acabando Pelías muerto.

ABANDONO DE JASÓN

Una vez muerto Pelías, Medea y Jasón abandonaron Yolcos y fueron a Corintio, donde Medea pretendía reinar. Jasón acordó con el rey Creonte abandonar a Medea y casarse con la hija de este, Glauca. Medea se puso celosa y envió a los recién casados un manto de increíble belleza. Dicho manto estaba embrujado y convirtió a Glauca en una tea llameante, por lo cual murió abrasada por las llamas, junto a Creonte que pretendía salvarla. Medea no se olvidó de Jasón y mató a los hijos que tuvo en común para vengarse de él.

Hay otra versión que afirma que Medea le regaló a Glauca un vestido que se le pegó al cuerpo y la mató. Los habitantes de Corinto apedrearon a Medea y la obligaron a abandonar Corinto en un carro de serpientes aladas que le había regalado su abuelo Helios.

En otra versión se dice que los habitantes de Corinto mataron a los hijos de Medea y, como castigo, los niños de Corinto murieron por una epidemia. Esta versión acabó con otras versiones que afirmaban que el único pecado que cometió Medea fue el de amar a su marido sobre todas las cosas.

MEDEA Y HERACLES

Medea fue en busca de Heracles, quien le prometió auxilio en el caso de que Jasón la traicionara. Medea lo encontró en Tebas pero estaba enloquecido por la furia de Hera. Medea lo cura con sus remedios, pero después es expulsada de Tebas por haber matado a Creonte.

MEDEA EN ATENAS

Medea caminó por distintos lugares hasta llegar a Atenas en busca de protección. El rey Egeo quiso contraer matrimonio con ella con el fin de que ella le brindara sus pócimas para que él pudiese tener descendencia a pesar de su avanzada edad. Las pócimas de Medea surtieron efecto y tuvieron un hijo llamado Medo.

Cuando Teseo, el hijo de Egeo, llegó a Atenas para que su padre lo reconociera como su hijo, Medea lo tomó como una amenaza para el futuro de su hijo e intentó envenenarlo, pero Teseo se percató de ello y la acusó de brujería, por lo que Medea tuvo que abandonar Atenas.

MEDEA EN EL DESTIERRO

Medea se refugió en Italia y allí la veneraron como diosa (Angitia) por enseñarle a los nativos a encantar serpientes. Al pasar por Tesalia, participó en un certamen de belleza y compitió con Tetis. De allí pasó a Fenicia y se estableció allí durante un tiempo. Posteriormente, se dirigió a Asia superior y se casó con un poderoso rey, al cual sucedió en el trono. Algunas versiones afirman que este rey es el padre de Medo y no Egeo.
Medo y Medea acudieron en ayuda del padre de esta que había sido destronado por Perses, el cual fue muerto por Medo. Eetes volvió a su trono y nombró al país con el nombre de Media. Medea no murió y algunas versiones dicen que se casó con Aquiles.

ICONOGRAFÍA

Medea se representa con una lanza, un casco y un escudo.

VALORACIÓN PERSONAL

El mito de Medea nos ha gustado ya que representa la historia de una heroica y valiente mujer que es capaz de conseguir lo que se propone mediante la utilización de sus mañas. El desarrollo y contenido de los mitos también ha sido de nuestro agrado, pues en uno de ellos Medea se venga de Jasón porque este la engaña con otra mujer e incluso llega a casarse con su amante. Medea para vengarse le regala un manto que hizo arder a Glauca, la amante de Jasón.
Medea también es admirable por la bondad que transmitió al ayudar a Jasón a conseguir el propósito de hacerse con el vellocino de oro. En realidad, ha sido un relato interesante dentro de todos los que hemos leído hasta este momento.

Susana León Jiménez
Rosario Muñoz Romero

Registro de la propiedad

Buscar en este blog

Cargando...

Feevy