lunes, 28 de abril de 2008

circo romano



El circo romano es una de las instalaciones lúdicas más importantes de las ciudades romanas. Junto con el teatro y el anfiteatro se llenaba el circo con agua ( hay restos de estas conducciones en el circo romano Calahorra )


El Circo Romano es un recinto alargado , es la instalación más grande de las destinadas a divertir al pueblo, con remates circulares en los extremos. La arena, muy alargada, estaba partida en dos por la spina formando dos calles por donde corrían las cuadrigas. Estaba destinado a la carretera y a representaciones que conmemoraban los acontecimientos del Imperio, algunas de ellas eran batallas y los caballos. En esta espina se solían colocar columnas y estatuas así como obeliscos conmemorativos. Los contadores de vueltas solían ser huevos de piedra o estatuillas de delfines.


Está inspirado en los hipódromos y estadios griegos pero son de medidas mucho mayores que estos.


El Circo Máximo


El Circo Máximo de Roma se construyó en el periodo Imperial y fue remodelado por varios emperadores. Estuvo en funcionamiento hasta la toma de la ciudad por los bárbaros. Una vez abandonado el edificio fue utilizado como cantera ( tal como sucedió con muchas de las edificaciones tanto en Roma como en otros lugares ) pero aún se puede observar su grandiosidad en la actualidad. En la espina tenía dos obeliscos, que hoy se encuentran uno en la Plaza del Pópolo y el otro en San Juan de Letrán.


Estadio de dominiciano:

También en Roma, más que un circo es un estadio muy similar a los griegos. En la actualidad en monumento ha desaparecido conservándose su lugar como una plaza, Plaza Navona.

Con su más de 400m de longitud y 3000m de anchura era la mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, era el qe gozaba de los favores de un público más dado a emociones fuertes que a cultas obras teatrales. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado, al lado de las calzadas qe unía Emerita con Corduba y Tolletum. En la ciuadd existe un centro de interpretación junto al monumento y éste es totalmente visitable.


Tenía un aforo de unos 30,000 espectadores distribuidos en un graderío con la ya clásica división en cáveas marcada por las diferentes procedencias sociales de sus ocupantes.


Loa fecha de su construcción data de principios de siglo I dC, posiblemente durante la época de Tiberio. El recinto posee una arena central donde se efectuaban las competiciones. En medio de ésta se encuentra una valla central llamada spina de una longitud de 223m y una anchura de 8,5m y decorada con monolitos y otros motivos.

Uno de los espectáculos favoritos eran las carreras de bigas (dos caballos) y cuadrigas 8cuatro caballos). Los conductores de los carros llamados aurigas eran personajes muy populares siendo mucho de ellos inmortalizados en pinturas y mosaicos



Circo romano de Tarraco (Tarragona)


Construido a finales del siglo 1º seguramente en tiempos del emperador Dominicano se mantuvo activo hasta el siglo 5º . En la actualidad es visitable en diferentes partes ya que ha quedado inmerso en la estructuraron urbana de Tarragona.








Circo romano de Calahorra.


El circo romano de Calahorra esta “fosilizado”en el Paseo del Mercadal. Al final del mismo se encuentran algunos restos, pocos, de lo qe fue el circo; un muro romano de mampostería y un canalillo de desagüe. Cerca, en los jardines de Era Alta encontramos un resto de conducción de agua del circo.


Circo romano de Toledo


Construido en el siglo I tenía una capacidad de unos 13.000 espectadores. Se dejó de utilizar cuando se perdió la ciudad. En el periodo Islámico ymudéjar se utilizó como necrópolis ( entre los siglos IX y XV). En la actualidad hay espacios bien conservados que nos permiten tener una idea se sus características originales.


El Circo romano Tárraco, en Tarragona

La importancia de esta construcción radica no solo en sus aspectos arquitectónicos, sino también en su ubicación dentro de la ciudad: esta construido dentro de las murallas, al lado del foro, cosa muy poco frecuente debido al tamaño de los circos. Situado en la terraza inferior de parte alta de la ciudad, es lógico pensar que fue diseñado conjuntamente con los elementos del foro, planificado así las comunicaciones entre los edificios situados detrás, y la ciudad desplegaba delante Realmente era una “barrera arquitectónica” que separaba la ciudad imperial -foro provincial- y los barrios comerciales o residenciales.


El proyecto de urbanización es de época flavia, su construcción se data en el

final del siglo I, época del emperador Dominicano. Por tanto es el último de los construidos en la zona imperial.


Su tamaño no era excesivo, posiblemente limitado por su ubicación dentro de las murallas. En total media 325 m de largo por 105 a 115 m de ancho. En su interior, la arena, que media 290 m por 75 m, estaba dividida por una “spina” de 190m de largo. Tenía capacidad para unos 25,000 espectadores acomodados en una cavea de 15 filas de asientos.


La fábrica general del edificio estaba compuesta de “opus caementicium” en las bóvedas estructurales y “opus quadratum” o sillares en el podium, escaleras y fachada. La bóvedas se comportaban como estructura de sustentación del graderío y de una superficie superior o visorium.

En su lateral oeste se encontraban los aparcamientos de los carros, carceres, además de la “porta pompae” esto es,la entrada principal.



En el lateral contrario, el este, se encontraba la salida para los participantes heridos -porta livitensis- y el acceso general de los espectadores a las gradas. En su centro se erguía una tribuna para los jueces de las carreras. toda esta zona soportaba con unas bóvedas radicales, qué además servían de pasillos de comunicación


En los otros dos laterales, largos y rectos, se encontraban las gradas. La fachada, que estaba soportadas por bóvedas de cañón paralelas, de 40 grados de inclinación, consiguiendo así, una estructura hueca.


El lateral sur compone 46 de estas bóvedas sobre ellas se situaban las gradas. La fachada, que estaba limitada a este alzado meridional, se componía de conjuntos de arcos soportados por falsas pilastras empotradas en los muros.


El norte también las tiene, pero al situarse en una ladera, primeramente se excavó esta para luego construir las bóvedas. En esta intervención es muy característica de este circo, ya que habitualmente se construía el graderío aprovechando el desnivel. sobre él se sitúa la tribuna presidencial, el pulvinar. esta tribuna estaba comunicada con el foro por unas escaleras para facilitar el acceso de las personalidades al espectáculo.


Su vida útil fue muy larga, casi 300 años, posiblemente hasta el S.V . Es posible que se siguiese utilizando hasta el S.VII, ya bajo dominación visigoda.


Es uno de los mejores conservados del mundo, curiosamente por encontrarse debajo de nuevos edificios que no destruyeron las estructuras romanas.



La ubicación del Circo.


Durante parte del siglo XX la existencia del circo se limitaba al paso teórico, dada su capacidad de la Bética. Esta lógica estaba apoyada por la existencia de inscripciones que aludían a juegos circenses costeados por ciudadanos importantes.


En 1986 se publicó una nueva interpretación de los restos hallados a principios del siglo XX durante la construcción de la Facultad de Veterinaria, y que Samuel de los Santos identificó com un edificio dedicado a actos lúdicos, posiblemente un Stadium .


Por otra parte, los restos encontrados durante la construcción de la nueva estación de tren llevaron a la formulación de una nueva teoría, elaborada por Jesús Hidalgo, validando la tesis de la ubicación del circo y sumándola a los nuevos restos como un gran complejo imperial.


Por otra parte, en la zona de San Pablo, habían sido encontrados restos pertenecientes a una gran estructura, que fueron identificados por el propio Samuel de los Santos como un anfiteatro.


Sin embargo, las obras llevadas a cabo en el Palacio de Orive, en la zona de las huertas, sacaron a la luz nuevos restos. La campaña de excavaciones realizada entre 1992 y 1999 documentó toda la ganadería septentrional de lo que indudablemente era un circo, justo a muros de sustentación.


Hallado en Córdoba un anfiteatro romano del siglo I


Los arqueólogos presentaron ayer el anfiteatro romano hallado en Cordoba, capital de la Bética. Unas excavaciones en la parte trasera de la antigua Facultad de Veterinaria han hecho aflorar parte del que fue la mayor construcción de estas características en la Hispania romana y el tercero de todo el imperio, después del Coliseo de Roma y el anfiteatro de Cartago, según los arqueólogos el anfiteatro data del siglo I.


El eje mayor de la elipse que dibujan estas estructuras, en las que se batían los gladiadores y los esclavos se enfrentaban a las fieras, mide 178 metros, cuatro mas que en el anfiteatro de Itálica en Sevilla. En otro eje podría tener unos 140 metros. Los arqueólogos responsables se la excavación, Juan Murillo y Mahudilio Moreno, lo catalogaron como la obra que marca el fin de un modelo de construcción de anfiteatros iniciaba en el siglo II antes de Cristo y concluida en la primera centuria de nuestra era.


Los anfiteatros de Merida y Pompeya son los que mejor se conservaban “ pero el de Cordoba lleva a los extremos la monumentalidad y grandiosidad del modelo”, preciso Murillo “ se trata de la serie republicana con grandes muros de silleria y con rellenos en los que se disponen gradas para el público; es un edificio macizo”, agregó. El Coliseo de Roma es ejemplo de un nuevo modelo basado en bóvedas.


Las catas iniciadas en noviembre pasado albergaban las sospechas de que bajo el terreno de la Facultad de veterinaria se podría encontrar el segundo circo romano de la ciudad. Fueron hallados unos muros concéntricos y otros radicales cuyos ángulos no apuntaban a un centro común. Con ello se destacó la estructura circular típica del circo y comenzó a tomar forma la elipse del anfiteatro.

Otro muro destacado es una excavación de un edificio cercano confirmo la formula espiral del monumento.


El ultimo elemento que ha dado la clave a los arqueólogos ha sido una placa que marcaba la reserva de la localidades a una familia honrada por la curia romana.


El anfiteatro, construido en la época de Claudio Flavio y que podía albergar entre 30,000 y 50,000 personas, fue abandonado en el siglo IV, coincidiendo con las crisis de los espectáculos de gladiadores, que fueron prohibidos por Constantino.

Los arqueólogos han detectado asentamientos poco definidos en el espacio del anfiteatro en el siglo IV. Pero fue en la época de ocupación musulmana en la que un arrabal de casas levantadas entre los siglos IX y X se superpone a la sillería del anfiteatro.


Las excavaciones han destapado hasta el momento la parte que ocupaba la fachada del anfiteatro hasta el podio que marcaba el inicio de la explanada de arena. De las tres plantas que le otorgaban una altura inicial de unos 15 o 20 metros, solo se conservan unos cuatro metros.


Mahudilio Moreno explico que el desgaste responde al “espolio despiadado” que sufrió desde el declive de estos centros lúdicos hasta la implantación del arrabal qe le da aspecto actual.

el material que era extraído se utilizaba para las construcciones, según el arqueólogo.


El ayuntamiento y la Universidad de Cordoba pretenden ahora crear un parque arqueológico en la zoba.



Circo romano de Toledo


El circo romano de Toledo construido en la segunda mitad del siglo I d.C, se ubico en la zona Norte de la ciudad.


el graderíos tenia un aforo con 422 metros de largo, para 25,000 espectadores que cubría las necesidades tanto para Toletum como para sus alrededores.


Durante la etapa de dominación musulmana, los graderíos fueron utilizados por comerciantes para ubicar ahí sus establecimientos. Siglo más tarde, los árabes utilizados por comerciantes para ubicar ahí sus establecimientos. Siglos más tarde, los arabes utilizados en circo como cementerio, del que pueden observarse a simple vista muchos vestigios.


Además de este circo, existieron en Toledo otras construcciones dedicadas a entretener al pueblo romano, tales como un teatro ya desaparecido (supuestamente ubicado en los alrededores del actual palacio de justicia, en la Calle Onda), y un anfiteatro, cuyos restos se supone que se encuentran enterrados bajo el barrio de Covachuelas. También existió una construcción dedicada a la naumaquia (recreación de las batallas navales), si bien, este dato nunca ha podido ser cortejado con vestigios y/o restos existentes.


En la actualidad, solo se han trabajado en parte del circo romano, el cual se encuentra desenterrado y puede ser visitado de manera gratuita además de ser visible desde el aire.



Mary y Julián 4ºA



Registro de la propiedad

Buscar en este blog

Feevy