viernes, 4 de abril de 2008

Monumentos funerarios Y necrópolis

Una necrópolis es un cementerio o lugar de enterramiento. Literalmente significa ciudad de los muertos . Se usa generalmente para los cementerios pertenecientes a grandes ciudades como también a las zonas de enterramiento que se han encontrado cerca de ciudades de antiguas civilizaciones.

Los romanos realizaban sus enterramientos fuera de los límites de la ciudad. La Lex Ursonensis prohibía la inhumación o incineración dentro de los límites de esta, y debían de realizarse a una distancia mínima de 500 pasos.

Al norte de la ciudad a 2 km. se halla el cementerio romano de Orriols. Sobre un montículo al lado de la avenida de la Constitución, camino que se ha identificado como la vía Augusta. En esta área de unos 14 m de ancha se han hallado los tres monumentos funerarios, detrás de estos una fosa y
ocho tumbas con cubierta de tegulae. Este cementerio se usó desde el s. III hasta el s. IV.
Otra zona en la calle san Vicent Mártir, también asociada con la vía Augusta, en la Boatella, se ha hallado la mayor necrópolis de Valentia con 250 tumbas. Se cree que se uso esta zona como necrópolis desde el S II, tanto inhumaciones como incineraciones, ya que se ha hallado un ustrium , lugar de cremación .
Al principio la mayoría de los muertos eran incinerados. Los monumentos hallados son mínimos, lo más común eran la tumbas con una cubierta de tejas con la vertiente a una o dos aguas y alguna de las paredes de las tumbas se hallaban encaladas. El ajuar encontrado en los enterramientos han sido anillos, lucernas , jarritas, alguna moneda, colgantes, clavos, y gran cantidad de piezas de vidrio.
Las necrópolis han sido construidas por varias razones; a veces puramente religiosas. El Valle de los Reyes en Egipto es un claro ejemplo. Otras culturas crearon las necrópolis en respuesta a la prohibición de practicar enterramientos en los límites de la ciudad . Los caminos que salían de los pueblos fueron adornados con monumentos funerarios, especialmente en el imperio romano, puede verse un ejemplo en la Vía Apia , en Roma , Italia.
Durante el siglo XIX las necrópolis gozaron de un resurgimiento por la moda victoriana, con enormes y elaborados monumentos .
Uno de los monumentos funerarios de Roma más importantes es el panteón de Agripta o Panteón de Roma , es un templo circular construido en Roma a comienzos del Imperio Romano dedicado a todos los dioses ( la palabra panteón significa templo de todos los dioses) .
En la ciudad de Roma se lo conoce popularmente como La Rotonda, de ahí el nombre de la plaza en que se encuentra.
En tiempos de Adriano el edificio fue enteramente reconstruido. Su nombre no aparece en las inscripciones debido al rechazo de este emperador a que su nombre figurase en las obras llevadas a cabo bajo su mandato, muy al contrario que su predecesor Trajano.


En su interior el edificio estaba revestido de mármol, granito y pórfido traídos a Roma, desde todas partes del Imperio. El Panteón es tal vez el mejor ejemplo de los logros obtenidos por la arquitectura romana.
La calle Acacias aparentemente ha sido siempre una de las vías principales de una zona residencial y tranquila de Cádiz en la que sus habitantes vivían cómodamente en los longevos y casi inexistentes chalés que quedan en la ciudad. Pero lo que sus residentes no sabían por aquel entonces era la ciudad que tenían escondida bajo sus pies. Ungüentarios, jarras, amuletos o vasos de paredes finas son los objetos que componían el grueso de los ajuares que han sido localizados en la necrópolis romana, encontrada en el solar número 25 de la calle.
La ciudad de Carmona ocupa una meseta inexpugnable del alcor, a cuyos pies se extienden las fértiles tierras del valle del Guadalquivir. El descubrimiento y las excavaciones de la Necrópolis de Carmona vienen de finales del siglo XIX, gracias a dos arqueólogos y su iniciativa : Juan Fernández López y del arqueólogo inglés Jorge Bonsor . El mausoleo colectivo, formado por una cámara subterránea, de carácter familiar, es el tipo de enterramiento más generaliza de la Necrópolis de Carmona. Dentro del recinto se encuentran dos importantes tumbas como son la tumba del elefante y la tumba de Servilia .
La tumba del elefante se trata de un santuario dedicado al culto de las divinidades de Cibeles y de Attis . La veneración de estos dioses orientales llegó a alcanzar una enorme importancia en Roma. La tumba de Servilia, la más monumental de todas, se diferencia y parta de las estructuras tradicionales representadas en la Necrópolis.
Las necrópolis romanas de Córdoba prácticamente rodearon la ciudad, por la gran cantidad de hallazgos se demuestra que Córdoba tuvo una importante demografía.
Se pueden situar cuatro necrópolis cuyo eje coincidiría con las puertas principales de la ciudad. Por el este saliendo por la Puerta de Roma, junto a la Via Augusta estaría la necrópolis patricia, a juzgar por los ricos sarcófagos recuperados. Se cuenta con menos datos sobre la necrópolis sur, debido a la ampliación de la ciudad hasta el río. Por la orilla izquierda del río han aparecido sarcófagos, inscripciones y restos humanos. Posiblemente estuvo en el Campo de la Verdad.
De la necrópolis oeste hay más datos. Se atestiguan inhumaciones e incineraciones, es la necrópolis más antigua. Por su situación y los hallazgos, como el mausoleo de la Puerta de Sevilla que procede de Ciudad Jardín, se puede creer que fue una zona noble. También tuvo una zona algo más alejada para el resto de habitantes que se extendió hasta las cercanías del río, donde se halló un fragmento de sarcófago con escenas de recolección de aceitunas.
La necrópolis norte estaba situada junto a la calzada que lleva a la sierra, fue posiblemente la de mayor extensión de Córdoba. Fue parcialmente arrasada por la ocupación musulmana. De la necrópolis norte destaca el Hipogeo de la Diputación Provincial. También destaca el Sarcófago de mármol conservado en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Esta necrópolis se usó hasta el siglo IV,


MONUMENTO FUNERARIO DE LA DIPUTACIÓN:
A principios de la década de los setenta tuvieron lugar importantes obras de adaptación en el antiguo Convento de la Merced para adecuarlo a su nuevo uso como Diputación Provincial. Durante dichos trabajos, en los que se efectuaron grandes remociones de tierra, se pusieron al descubierto varias tumbas romanas que conformaban un sector importante de la necrópolis septentrional de Córdoba , poco después los encargados del Museo Arqueológico Provincial mediante unas excavaciones encontraron dichas tumbas no hay muchos datos de estos descubrimientos solo se conoce que se trataba de una necrópolis del siglo I con inscripciones y también fue encontrada una cripta funeraria que mide 3.30 m. de fachada por 4.80 de profundidad y está rodeada de un espacio cuadrangular de 4 x 4.90 m. al que se podía acceder a través de una escalera .Dicha tumba se conserva en el sótano y muestra planta de cruz latina con cubierta en forma de pirámide escalonada con un hueco o linterna en el crucero.

Del monumento creado no queda apenas nada, solo un gran sillar que pudo ser utilizado para la representación y monumentos funerarios. Desde este espacio y la escalera anteriormente mencionada se podía acceder a la planta inferior donde debieron depositarse las cenizas de varias personas. Aunque no hay muchos datos se cree que estos restos podrían haber pertenecido a Marcus Aerius Telemachus médico y que fue contemporáneo de Augusto y de A. Ventura.

MONUMENTO FUNERARIO DE C/ LA BODEGA:
Se trata de un hipogeo con posible recinto funerario con plana rectangular construida con sillares de calcarenita y rematada con una bóveda de cañón. También se conservan dos muros que suponemos que formaron parte del monumento funerario y cuya formación hoy en día se desconoce.
En su interior se encontró un enterramiento de cremación en urna con el que se encontraba un ajuar inédito. Su interior estaba adornado con pinturas que no se conservan tal y como estaban.
MONUMENTO FUNERARIO DE LA PUERTA DE SEVILLA:
En 1931, Don Enrique de Torres excavó en la esquina de las calles Infanta Doña María y Antonio Maura y encontró una tumba de grandes dimensiones construida a partir de sillares de calcarenita. D. Manuel de los Santos la denominó la Gran Tumba.
En un primer momento la tumba fue desmontada y llevada al Museo Arqueológico Provincial. En agosto de 1960 se decidió trasladarlo frente a la Puerta de Sevilla , lugar donde hoy se encuentra. En referencia al ajuar podemos decir que losobjetos fueron entregados al Museo Municipal.
El monumento que hoy día conocemos está tallado en caliza local y muestra planta cuadrangular con unos 3.70 m. de lado por 4 de altura, y cuenta con una puerta de
por arco de medio punto. La cámara está cubierta de una bóveda de cañón y construida en caliza. En resumen se trata de un hipogeo monumental rematado exteriormente por un edificio que según la hipótesis de Santos Gener debió asemejarse a una torre. Esta posible torre podría haber estado apoyado sobre una densa base de unos 20 m. recubierta a su vez por calizo.
En el relleno asociado se encontraron dos urnas cinerarias con fajas rojas pintadas, sin asas, y con tapas, un punzón de hueso estriado y algunas otras piezas. De estos datos podemos deducir dos cosas que los enterramientos en él han sido exclusivos ritos de cremación y que data de la mitad del siglo I.

MONUMENTO FUNERARIOS DE LA PUERTA GALLEGOS:
Los monumentos funerarios de la Puerta Gallegos dos características de la arquitectura monumental de Córdoba una de ella sus dimensiones (13 m. de diámetro) y el tipo arquitectónico donde pueden englobarse. S e encuentra a los dos lados de la vía romana que servían para unir la ciudad.
Los monumentos funerarios residen en una especie de recintos funerarias delimitadas ya en época republicana, observándose en ellos los procesos que han sufrido las necrópolis cordobesas.
En época del emperador Tiberio, este proceso de monumentalización alcanza su mayor esplendor con la construcción de dos monumentos funerarios cilíndricos de dimensiones semejantes pero de funcionalidad diferente y diversa. El más septentrional, que se encuentra mejor conservado se elevó respetando el enterramiento anterior, lo que nos inclina a deducir que en lo que respecta a los destinatarios de ambos complejos y manteniendo su carácter individual ,mientras que el situado al sur parece haber sido concebido a partir de las dimensiones de la cámara funeraria, como un enterramiento colectivo.
En lo que se refiere al monumento hay varios aspectos que deben destacarse :
En primer lugar su tipología, de directa filiación itálica. La difusión de este tipo de monumentos de este tipo de monumento cilíndrico halla su razón de ser la importancia que llegó a alcanzar.
Del mismo modo, el estudio de las técnicas constructivas resulta del mayor interés por cuanto nos ofrece.
Aun cuando resulta por el momento difícil de comprender, los monumentos a finales del siglo II d. C el área funeraria se ve debilitada por la construcción de edificios comerciales y domésticos en el mismo momento en que la calzada se desmonta y eleva.



estefanía y pili 4ºC

Registro de la propiedad

Buscar en este blog

Feevy